La salvación a la sequía de California vendría de Tierra Santa

Compañías israelíes realizan proyectos de riego, mantenimiento de tuberías y desalinización del agua de mar en el estado


La salvación a la histórica sequía que enfrenta California viene de Tierra Santa, de Israel. Al menos así lo consideran algunos.

Se trata de compañías de ese país que han iniciado proyectos en el estado relacionados con la desalinización del agua de mar, sistemas de riego y el uso de tecnología para detectar fugas y mantener en buen estado las tuberías.

El cónsul de Israel en Los Ángeles, David Siegel, dijo en entrevista para La Opinión que la llegada de empresas de su país es parte del acuerdo que el año pasado firmaron el gobernador Jerry Brown y el primer ministro israelí Benjamín Netanyahu.

En la ciudad de Carlsbad, en el condado de San Diego, la empresa israelí IDE Technologies construye la que será una de las plantas desalinizadoras más grandes del país.

La planta, que convertirá por el método de ósmosis inversa el agua salada del mar en potable, está programada para iniciar operaciones a finales de noviembre con una producción suficiente como para abastecer a 300,000 personas.

Desalinización

Esta manera de obtener agua está teniendo gran auge en el estado con una proyección de otras 15 plantas para el próximo año y donde IDE Technologies compite para operar una en Santa Bárbara y otra en Huntington Beach, en el condado de Orange.

Aunque las compañías dedicadas a la industria de la desalinización aseguran que los ecosistemas marinos no son afectados, grupos ambientalistas no están muy de acuerdo al considerar que los residuos del proceso, los cuales tienen alta concentración de sal y otros minerales, pueden causar la destrucción de comunidades marinas al ser regresados al mar, además de otras formas de contaminación.

Para Heal The Bay, un grupo ambientalista con sede en Santa Mónica, la desalinización debería ser el último recurso a considerar para obtener agua potable.

Desperdicio por fugas

TaKaDu es otra de las compañías israelíes que planea llevar a cabo un proyecto para el monitoreo de redes de tuberías de agua potable utilizando un sistema computarizado que analiza las condiciones de los ductos para su mantenimiento y reparación.

“El uso de esta tecnología previene el desperdicio de agua cuando se revientan las tuberías por viejas o por la presión”, comentó el cónsul Siegel.

El Departamento de Recursos del Agua (DWR) estima que cada año se desperdicia el 10% del agua potable del estado debido a fugas en tuberías subterráneas.

Riego por goteo

Otro de los proyectos para la conservación de agua está a cargo de Netafim, una empresa especializada en sistemas de riego por goteo con sede en Tel Aviv que ya se ha instalado en varias ciudades de California, entre ellas Fresno y San Diego.

“Con este sistema el agua de riego en los campos agrícolas puede reducirse a la mitad”, aseguró el cónsul israelí.

El riego por goteo es un método de irrigación utilizado en las zonas desérticas para optimizar el líquido en los campos agrícolas mediante el cual el agua se infiltra en las raíces de las plantas de manera directa.

Israel es un desierto y no carece de agua

A pesar de que el 60% de su territorio es desértico, Israel es un país que no carece de agua.
Siegel dijo que su país es líder mundial en conservación del agua y por ello California ha volteado los ojos hacia el Medio Oriente para buscar soluciones a la sequía.

Israel y California, comparó el cónsul, son dos regiones similares en aspectos económicos, tecnológicos y hasta en clima, pero con marcadas diferencias en la forma de administrar y aprovechar el agua.

“En Israel sólo existe un agencia nacional que se encarga del agua, mientras que en California hay más de dos mil”, comentó Siegel.

Hace 20 años Israel inició la revolución del agua con la construcción de múltiples represas, plantas desalinadoras, sistemas de riesgo por goteo, reuso y educación para no malgastarla.

“Nosotros pasamos por esto de las restricciones que ahora están pasando en California, pero ya no”, comentó.

En Israel más del 80% del agua se recicla y se utiliza en su gran mayoría para riego de campos agrícolas.

A nivel mundial España ocupa el segundo lugar en reciclaje de agua con el 17% mientras que en Estados Unidos se estima que sólo el 1% de las aguas residuales son reusadas.

Entradas populares