Las FARC atacan buque hospital y ELN dinamita oleoducto

Atentados se dieron el domingo en el transcurso del día


Nuevamente, las FARC rompieron su cese al fuego indefinido y atacaron ahora una misión médica colombo-ecuatoriana en el Putumayo.

En principio se reporta un militar de la vecina república herido. A su vez,  la guerrilla del ELN dinamitó de nuevo el oleoducto Caño Limón-Coveñas en Norte de Santander, causando una grave emergencia ambiental.

Según el informe militar, elementos del frente 48 de las FARC dispararon contra un buque hospital que se movilizaba por el río Putumayo en desarrollo de una brigada de salud conjunta con la vecina república de Ecuador.

La acción terrorista se produjo a la atura del sitio conocido como Palma Roja, en línea de frontera con Ecuador, cuando el buque hospital era escoltado por dos cañoneras de la Armada Nacional colombiana, que repelieron el ataque y evitaron peores consecuencias.

Según el secretario de Gobierno del Putumayo, David Ureña, las embarcaciones habían partido de Puerto Leguízamo con destino a Puerto Asís, donde este 23 de abril se iniciará la brigada de salud colombo-ecuatoriana, la cual concluirá 8 días después en el Puerto del Carmen, Ecuador.

En los buques participantes en la brigada viajaba personal médico militar colombiano y ecuatoriano, que tienen como objetivo suministrar atención a los habitantes de las dos riberas del río Putumayo, que constituye la frontera entre las dos naciones.

El militar herido fue trasladado vía aérea al hospital militar de Leguízamo al sur del país y se desconoce su estado de salud.

ATAQUE DEL ELN

En cuanto respecta al nuevo atentado terrorista contra el oleoducto Caño Limón-Coveñas, este se produjo en el sector conocido como La Troya, corregimiento de Samoré, en jurisdicción del municipio de Toledo, Norte de Santander.

La acción se atribuye en principio a elementos del grupo guerrillero autodenominado Ejército de liberación nacional, Eln, que es el que actúa en la zona y el cual, desde hace más de 30 años, viene atacando la infraestructura petrolera bajo el argumento de que el recurso está siendo explotado por las multinacionales en detrimento de los intereses nacionales.

La rotura del tubo, que transporta el crudo entre los yacimientos de Caño Limón en el Casanare y el Puerto de Coveñas en el Oceano Atlántico, provocó un enorme derrame del combustible que cayó al río Cubogón y amenaza con afectar el río Arauca, en el cual desemboca el citado afluente.

Sobre este hecho, el Comando de la Fuerza de Tarea Quirón orgánica de la Octava División emitió un comunicado en el cual “rechaza de manera vehemente, los atentados terroristas cometidos por los grupos armados ilegales, contra los activos de la nación afectando gravemente el desarrollo de la región y perjudicando el ambiente natural”.


Entradas populares