Testigo implica a Maduro en escándalo de Odebrecht

Una delatora de la justicia brasileña asegura que el actual presidente de Venezuela recibía dinero directamente de Odebrecht y se lo pasaba a los asesores de imagen de la campaña de 2012 de Hugo Chávez.



Siendo canciller, el actual presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, recibía directamente pagos millonarios de Odebrecht que pasaba a los asesores de imagen de la campaña del presidente Hugo Chávez en 2012, según el testimonio revelado este jueves en Brasil como parte de la investigación de los sobornos de la multinacional en América Latina.

Mónica Moura, testigo protegida de la justicia y esposa de un publicista que trabajaba para Chávez, aseguró que Maduro le entregó 11 millones de dólares en efectivo provenientes de la empresa brasileña en su despacho del Ministerio de Relaciones exteriores en Caracas para la promoción del presidente venezolano. 

“Maduro recibía a Mónica en su propia oficina, entregaba los maletines con el dinero en efectivo y le prestaba un escolta para que la acompañara desde la cancillería a su lugar de destino", afirma el documento del Supremo Tribunal Federal de Brasil conocido por Univision Investiga.

El dinero luego era entregado a las firmas contratadas para la promoción de la campaña de Chávez, entre ellas la del esposo de Moura, el asesor de imagen Joao Santana, también delator premiado en la investigación de Odebrecht.

Una cuenta en Suiza

Además, el documento afirma que Odebrecht pagó siete millones de dólares a la empresa de Moura Polis Caribe y dos millones a la firma de abogados Andrade Gutiérrez. Este depósito se hizo en en una cuenta en Suiza bajo el nombre de Shelbill.

“Nicolás Maduro era siempre muy desconfiado, no quería entregar dinero a más de una persona por el riesgo de la negociación, por eso entregaba todo a Mónica Moura’’, indica el documento.

En un resumen inicial del tribunal se menciona al exembajador de Venezuela en Brasil, Maximiliano Arveláez como “el principal articulador’’ de la campaña de Chávez en 2012.

“Él tenía excelente llegada entre dirigentes de grandes empresas brasileras que tenían negocios en Venezuela como Andrade Gutiérrez y Odebrecht así como relaciones próximas con la cúpula del PT (Partido de los Trabajadores) de Brasil’’.

Un saldo de 15 millones que debían entregar a los asesores de imagen, nunca fue pagado, agrega el documento.

Entradas populares