Israel celebró sus 69 años de Independencia con entusiastas parrilladas y aviones F-35

Fue el 14 de mayo de 1948, un año después de que ONU votase a favor de Palestina en dos estados, uno judío y otro árabe, cuando Israel ponía fin a un camino que inició por el 1.200 A.C. 



Cientos de miles de israelíes acudieron masivamente a las playas y parques para encender las parrillas, agitar banderas y estirar el cuello para echarle una mirada a los nuevos aviones de combate que marcan el sexagésimo novena Día de la Independencia (Iom Hatzmaut).



Bajo el telón de fondo de una intensa noche de fuegos artificiales, conciertos, fiestas y la emotiva transición del Día del Recuerdo de los Soldados Caídos (Iom Hazikarón) al Día de la Independencia; la mayor parte de la población pasó el día festejando.

El clímax de la celebración es la exhibición aérea a los largo del país de aeronaves de combate y helicópteros, incluyendo la primera aparición pública de los aviones sigilosos F-35, considerados los más avanzados del planeta, y recién adquiridos a Estados Unidos.

Los F-35 pasaron por Beer Sheva, Jerusalén, Haifa y Tel Aviv antes de regresar a sus bases.

Son múltiples los logros que exhibe Israel en sus 69 años. Tres universidades entre las 100 mejores del mundo, doce premios Nobel, ocho en ciencias, líder global en innovación en telecomunicaciones, agricultura, medio ambiente, energías alternativas, agua, medicina, farmacéutica y militar. Israel ha absorbido millones de emigrantes de más de 100 países, es una democracia vibrante, incluyente, participativa y ejemplar en una región donde la democracia es un lujo, se ubica entre los primeros 20 países en el Índice de Desarrollo Humano y es miembro de la Ocde.

Cabe destacar las estrechas relaciones que tiene Israel con los grandes países de Asia como China, Japón, Corea del Sur, India y Vietnam, además de sus aliados tradicionales en Europa y las Américas y tras sobrevivir guerras convencionales con sus vecinos árabes, Israel mantiene estratégicos acuerdos de paz con Egipto y Jordania y colaboración en seguridad con los países del Golfo.

Como cualquier país Israel enfrenta nubarrones y desafíos. A nivel interno, la alta desigualdad social. En el terreno de la seguridad, el constante riesgo de guerras no convencionales con Hezbollah y Hamas, y la creciente amenaza de un envalentonado Irán que reitera una y otra vez su objetivo de aniquilar al Estado judío. En el campo diplomático una persistente estigmatización por parte de organismos internacionales.

Entradas populares