Emmanuel Macron celebra su victoria sin 'precedentes'

El candidato centrista se impuso por el 66% sobre la ultraderechista Marine Le Pen, con una agenda de continuidad por fuera de los partidos tradicionales


Tras una larga campaña marcada por los escándalos, el debilitamiento de los partidos tradicionales y el auge de la extrema derecha, el candidato de centro Emmanuel Macron finalmente se impuso el domingo en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en Francia, superando a la ultraderechista Marine Le Pen.



El político de 39 años y creador del movimiento En Marche! ("En Marcha!") logró el 66,10% de los votos, contra un 33,90% de su adversaria, y se convirtió en el presidente más joven en la historia del país, según datos del ministerio del Interior Francés.

Dos semanas atrás, durante la primera vuelta, Macron había logrado el 24,01% de los votos y Le Pen el 21,3%, dejando atrás al conservador Francois Fillon, el favorito que cayó en desgracia cuando se destapó un escándalo de corrupción por nepotismo en el estado francés, y el izquierdista Jean-Luc Mélenchon.

En su mensaje post-triunfo, Macron hizo especial hincapié en dos puntos esenciales de su plan de gobierno: la relación con la Unión Europea y la lucha contra el terrorismo.

"Voy a defender a Francia, su mensaje vital, su imagen, voy a trabajar para reconstruir la relación entre Europa y los ciudadanos", señaló en su primer discurso como presidente electo, llevando así alivio a los países de la UE que temían una posible desintegración del bloque en caso de imponerse la candidata de extrema derecha, quien proponía seguir los pasos del Reino Unido y retirarse de la eurozona.

"El mundo entero y Europa están viendo. Esperan que defendamos la libertad y que protejamos a los oprimidos. El mundo está esperando que Francia sea Francia de nuevo", aseguró.

La lucha contra el terrorismo es otro de los principales temas que deberá afrontar Macron. Ante la constante amenaza yihadista sobre Francia -una semana antes de la primera vuelta se llevó a cabo un ataque en plena Champs Elysées-, el candidato ha prometido en el pasado aumentar el patrullaje policial y reclutar 10.000 policías y gendarmes en un tiempo máximo de cinco años. Por otro lado buscará mejorar la prevencia de atentados extremistas creando un grupo de inteligencia anti-ISIS, según reportó la cadena France24.

"Lucharé con toda mi fuerza contra la división que nos debilita y daña. Francia estará en la primera fila en la lucha contra el terrorismo", enfatizó.

Macron también envió un mensaje a los votantes de Le Pen: "Haré todo lo que pueda en estos cinco años para que no tengan nunca que votar por extremistas de nuevo".

Por su parte la líder del Frente Nacional aceptó la derrota pocos minutos después del cierre de la votación, cuando se conoció la primera tendencia oficial. "Francia ha elegido nuestra alianza para ser el mayor grupo de oposición", resaltó.

Le Pen también aseguró que encabezará "el combate de las legislativas" de junio próximo, en las que tratará de reunir a "todos aquellos que quieren optar por la preferencia francesa" en el debate entre "mundialistas y patriotas".

Un programa de centro y continuidad

Macron se formó en la elitista Escuela Nacional de Administración, como muchos otros políticos franceses, y fue ministro de economía del actual presidente Francois Hollande, pero no pertenece a ningún político y es considerado un outsider de la política francesa que se mueve entre la izquierda y la derecha comenzó su carrera en la banca privada.

En economía, su programa de gobierno se basa en la revisión de las leyes laborales, la reducción del impuesto coporativo del 33 al 25% y el recorte de las contribuciones sociales. Al mismo tiempo, planea hacer universal el seguro de desempleo, ofrecer subsidios a las empresas que tomen trabajadores y quitar el impuesto a la residencia al 80% de los hogares.

Frente al fenómeno de los refugiados y la inmigración Macron planea crear programas para mejorar la integración y el aprendizaje del francés por parte de quienes llegan al país. También buscará acelerar el procedimiento de otorgamiento de asilo.

Una de los pilares del programa de Macron es su compromiso con la Unión Europea, y al respecto buscará crear el cargo de ministro de Economía y Finanzas para la eurozona así como también un fondo de defensa europeo y una Concejo de Seguridad europeo.

Por otro lado Macron planea "combatir el terrorismo islámico", y defiende una intervención militar en Siria bajo la dirección de las Naciones unidas, la solución de los dos estados en el conflicto palestino-israelíes y el mantenimiento de las sanciones sobre Rusia por la crisis en Ucrania.

Esto requerirá un aumento del presupuesto de Defensa al 2% del PBI, que espera lograr en el 2025, y buscará reinstalar un servicio militar obligatorio de un mes de duración.

Mientras que en cultura planea invertir 200 millones de euros en industrias culturales y creativas y ofrecer un subsidio de 500 euros para que jóvenes de 18 años puedan asistir a los eventos que deseen.

El candidato centrista también impulsará una agenda ecológica. Intentará reducir la dependencia en energía nuclear al 50% para 2025 y asegurar que la mitad de la comidad ofrecida en escuelas y oficinas sea orgánica.

El alivio de Europa

A poco de conocerse la victoria del líder de En Marche!, las principales autoridades europeas hicieron llegar sus felicitaciones y su alivio.

"Felicidades, Emmanuel Macron. Su victoria es una victoria para una Europa fuerte y unida y para la amistad francoalemana", publicó Steffen Seibert, portavoz el gobierno de la canciller alemana Angel Merkel, en Twitter.

Mientras que un portavoz de la premier británica Theresa May dijo que "la mandataria felicita sinceramente al presidente electo Macron por su éxito en las elecciones".

"Francia es uno de nuestros aliados más cercanos y esperamos trabajar con el nuevo presidente en un amplio abanico de prioridades comunes".

Por su parte Mariano Rajoy, presidente de España, saludó a Macron e instó a su país y a Francia a trabajar por "una Europa estable".

El presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, felicitó también a Macron y al pueblo francés por “elegir la Libertad, la Igualdad y la Fraternidad por sobre la tiranía de las noticias falsas”.

Mientras que Jean-Claude Juncker, presidente de la Comisión Europea, dijo estar “feliz por los franceses que eligieron un futuro europeo“

El apoyo de las ciudades

La victoria de Macron en segunda vuelta fue casi total en la Francia continental, donde se impuso en 93 de los 95 departamentos. Sólo perdió en Pas-de-Calais, una región fuertemente afectada por la crisis de los migrantes y que albergó al conflictivo centro de refugiados de la “Jungla”, y en Aisne. Le Pen ganó en ambas con el 52% del electorado.

Macron también se impuso en los 10 departamentos de ultramar y entre los franceses que viven en el extranjero.

En tanto el apoyo fue mayor en las grandes ciudades como París, donde cosechó el 89,68% de los votos; Lyon, donde fue apoyado por el 74%; o Nantes, donde obtuvo el 77%, así como en las regiones de Bretaña y los Alpes.

En contraste la victoria fue más ajustada en las zonas rurales, en la costa sobre el Mediterráneo y en la región alrededor del Paso de Calais.

Entradas populares