Rafael Correa se asegura protección del Estado y se quedaría con la banda tras dejar el poder

Tras una década en el poder, Rafael Correa asegura su transición de poder a su vida privada y familiar



Por: Vilma Trujillo


Correa firmó un decreto ejecutivo, en el que establece: “Proporcionar seguridad a expresidentes y exvicepresidentes de la República, cónyuges e hijos, por periodos de un año o seis meses, plazos que se podrán acortar o extender sobre la base del informe de riesgos que se elaborará para el efecto”.

Así, se reformó el decreto 418, emitido en el 2010, en el que no se contempla dar seguridad estatal a los “exmandatarios”, así tampoco se fijan plazos para brindar esa protección que está a cargo del Servicio de Protección Presidencial, integrado por personal de las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional.

El Presidente en funciones y su familia podrán contar con este servicio tras el cambio de mando. Rafael Correa ha señalado que piensa viajar a Bélgica tras su salida de Carondelet, para compartir con su familia. 

Banda Presidencial 

Además,  Correa no tendrá la obligación de entregar la banda a su sucesor presidencial, Lenín Moreno, el próximo 24 de mayo. Ese día se celebrará el acto de cambio de mando de autoridades en la Asamblea Nacional. 

A los 27 días de su primera llegada al poder, Correa firmó el Decreto Ejecutivo 106,  que establecía que la banda presidencial sería el estandarte que en adelante deberían usar los mandatarios ecuatorianos en su posesión. 

Sin embargo, el Primer Mandatario cambió de parecer a pocos días de dejar el Gobierno. Este nuevo Decreto Ejecutivo, que deroga el de 2007, explica en uno de sus considerandos que “es necesario que los futuros presidentes de la República establezcan las normas que al respecto estimen pertinentes”. Al momento la insignia permanece en una urna en el museo en Carondelet de Ecuador.

Entradas populares