Corea del Norte acelerará al máximo su programa nuclear en respuesta a Trump

“Será en cualquier momento y en cualquier lugar que elija el líder supremo”, aseguró un vocero del ministerio de Exteriores de Corea del Norte. 


El régimen de Corea del Norte advirtió el lunes que llevará a cabo su sexta prueba nuclear "en cualquier momento y en cualquier lugar" y que impulsará su programa de armas atómicas "a velocidad máxima" en respuesta a la creciente presión de Estados Unidos.

Un portavoz del ministro de Exteriores de Pyongyang dijo en un comunicado divulgado por la agencia norcoreana KCNA que su país "está completamente listo para responder a cualquier opción encarada por los Estados Unidos".

También aseguró que el régimen de Kim Jong-un seguirá avanzando en su capacidad de lanzar un "ataque nuclear preventivo" a menos que Washington abandone sus políticas hostiles.

"Las medidas de la República Popular Democrática de Corea [RPDC, nombre oficial de Corea del Norte] para aumentar su fuerza nuclear al máximo se tomarán en forma consecutiva y sucesiva en cualquier momento y cualquier lugar elegido por el líder supremo", señaló.

"Ahora que EEUU está haciendo mucho ruido a favor de más sanciones y presión contra la RPDC de acuerdo con su nueva política de máxima presión y compromiso", el país asiático "acelerará al máximo las medidas para reforzar su programa de disuasión nuclear", aseguró.

Al momento Pyongyang ha realizado cinco pruebas nucleares en un período de 11 años, al mismo tiempo que investiga y prueba misiles intercontinentales para transportar ojivas atómicas, hasta ahora con escaso éxito.

Cada año, al momento de los ejercicios militares "Foal Eagle" entre Estados Unidos y Corea del Sur, la retórica bélica de Pyongyang aumenta y luego se reduce. Pero esta vez la tensión viene creciendo desde antes y el tenor de las amenazas cruzadas no tiene precedentes.

La última provocación llegó el sábado con la prueba de un misil, apenas horas después de que el secretario de Estado de Estados Unidos, Rex Tillerson, solicitara al Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas una mayor presión sobre Corea del Norte para terminar con su programa militar.

El lanzamiento del misil fue un fracaso, pero ambos países aumentaron su nivel de tensión y Estados Unidos ha asegurado que no descarta una acción militar en respuesta de las provocaciones.

Como muestra de esta postura, el portaaviones nuclear USS Carl Vinson y su escolta fueron enviados a la península coreana.

Entradas populares