Macron, favorito de cara a la segunda vuelta de las presidenciales francesas

El centrista Emmanuel Macron dio un gran paso hacia la presidencia de Francia el domingo, al ganar la primera vuelta de las elecciones


El centrista Emmanuel Macron dio un gran paso hacia la presidencia de Francia el domingo, al ganar la primera vuelta de las elecciones y avanzar a una segunda vuelta el 7 de mayo frente a la líder de extrema derecha Marine Le Pen.




Si bien Macron, de 39 años, es relativamente novato en la política y nunca ha ocupado un cargo electo, nuevas encuestas de opinión mostraban que ganaría fácilmente contra Le Pen, de 48 años.

El resultado del domingo es una gran derrota para el centroderecha y centroizquierda, que han dominado la política francesa durante 60 años, pero también reduce la perspectiva de una ruptura con la situación política actual, como lo fue el referendo de Reino Unido de junio para abandonar la Unión Europea y la elección de Donald Trump en Estados Unidos.

"En un año hemos cambiado el rostro de la política francesa", dijo Macron a los partidarios de su incipiente movimiento "En Marche!" (En marcha).

Los candidatos conservadores y socialistas rivales instaron a sus partidarios a poner sus energías en apoyar a Macron y frenar cualquier posibilidad de una victoria en segunda ronda de Le Pen, cuyas políticas contra la inmigración y antieuropeas dicen que supondrían un desastre para Francia.

Los inversores respiraban aliviados por lo que consideraban uno de los mejores de muchos resultados posibles. El euro subió un 2 por ciento a 1,09395 dólares en la apertura de los mercados asiáticos.

En una elección muy reñida, Macron, un exbanquero y exministro de Economía, cosechaba el 23,75 por ciento de los votos frente al 21,53 por ciento de Le Pen, según las cifras parciales divulgadas por el Ministerio del Interior una vez concluído el escrutinio.

Segundos después de las primeras proyecciones, los simpatizantes de Macron se reunieron en un centro de conferencias de París y entonaron el himno nacional, la Marsellesa. Muchos eran menores de 25 años, lo que refleja el atractivo de un hombre que aspira a convertirse en el jefe de Estado más joven de Francia desde Napoleón.

"PRESIDENTE DE LOS PATRIOTAS"

Macron dijo a la multitud: "Quiero ser el presidente de los patriotas contra la amenaza de los nacionalistas", en una referencia a las propuesta políticas de su rival.

Marine Le Pen, que quiere hacer historia como la primera presidenta de Francia, sigue las huellas de su padre, que fundó el Frente Nacional y llegó a la segunda vuelta de las elecciones presidenciales en 2002.

La hija ha hecho mucho por moderar la imagen del partido y encontró un fuerte apoyo entre votantes jóvenes, presentándose como una defensora de los trabajadores franceses frente al sistema y de los intereses nacionales frente a la globalización.

"Lo principal en juego en esta elección es la globalización galopante que está poniendo en peligro nuestra civilización", dijo en su primera intervención tras conocerse resultados preliminares.

Con más de 40 millones de votos escrutados, Macron lideraba con un 23,54 por ciento de las preferencias, mientras que Le Pen conseguía un 22,33 por ciento. El resto de los candidatos se situaba bajo el 20 por ciento, según un informe del Ministerio del Interior.

Entradas populares