La oposición en Venezuela vuelve a marchar el jueves

Dos estudiantes de 17 y 23 años fallecieron en las ciudades de Caracas y San Cristóbal, y un agente de la policía militarizada en las afueras de la capital durante las manifestaciones de este miércoles.


Al finalizar la tarde de este miércoles la jornada de marchas convocadas por la oposición venezolana en protesta contra el gobierno de Nicolás Maduro que finalizó con tres muertos, el excandidato presidencial y gobernador del estado Miranda, Henrique Capriles, llamó a repetir las movilizaciones este mismo jueves.

"No hay ninguna justificación para que se derrame una gota de sangre en el país, cuando los venezolanos queremos un futuro distinto", dijo Capriles, al condenar las muertes de las que el gobierno responsabilizó a la oposición.



Dos estudiantes de 17 y 23 años murieron este miércoles por impactos de bala en la cabeza, mientras que un agente de la Guardia Nacional falleció en horas de la noche también por disparos.

El reporte del oficial fallecido fue dado por el defensor del pueblo Tarek Wiliam Saab desde su cuenta de Twitter y, según reportaron agencias, por el diputado oficialista Diosdado Cabello.

Además, la ONG Foro Penal Venezolano registró más de 400 arrestos solo este miércoles, aunque el gobierno refiere solo 30 detenciones, .

Tiros en la cabeza

La madre de uno de los jóvenes, identificado como Carlos José Moreno, confirmó al diario Tal Cual la muerte en Caracas de su hijo, un estudiante de primer año de Economía de la Universidad Central de Venezuela (UCV). Falleció por un disparo en la cabeza. "Mi muchacho no aguantó, mí muchacho se murió y yo lo quería graduado", afirmó Ana Moreno.

Más tarde, en otra protesta en San Cristóbal, en el occidental estado Táchira, falleció una joven de 23 años identificada como Paola Andreína Ramírez, quien también recibió un disparo. La Fiscalía venezolana confirmó la muerte ocurrida en una plaza de esa ciudad y explicó, sin dar mayores detalles, que la joven transitaba por el lugar cuando fue agredida.

"Recibió un disparo en la cabeza", dijo a la agencia AFP un funcionario de la Fiscalía.


Testigos citados por distintos medios aseguran que en ambos casos, los disparos fueron hechos por "colectivos", grupos de civiles que según la oposición han sido armados por el gobierno.

La Fiscalía informó en que iniciarían investigaciones en ambos casos.

Miembros de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB, policía militarizada) disolvieron con gases lacrimógenos la concentración opositora en la zona del Paraíso, también al oeste de Caracas, cuando intentaban llegar hacia el centro, lo que originó el enfrentamiento con algunos manifestantes que respondieron lanzando piedras a los agentes.

Además de la protesta en Caracas, hubo movilizaciones en las capitales de los 23 estados del interior de la nación.

Maduro ahora quiere elecciones "pronto"

Desde la concentración oficialista en una avenida de Caracas, Maduro responsabilizó a los líderes de la oposición por los disturbios y dijo que desea ir "pronto" a elecciones para ganar "definitivamente" lo que ha catalogado como una batalla de la oposición contra su gobierno.

"Tenemos que buscar (...) fórmulas para ganar definitivamente esta batalla en paz. Yo quiero ganar esta batalla ya. Yo quiero que nos preparemos para tener una batalla electoral pronta y total", dijo el mandatario.

Maduro propone unos comicios en momentos en que el sistema electoral está en mora con unas elecciones de gobernadores que debieron realizarse –según el cronograma electoral– en diciembre de 2016.

Mientras se desarrollaban las protestas, los venezolanos solo podían ver la marcha oficialista por la televisión estatal.

Este miércoles, a primera hora de la tarde, la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) ordenó sacar del aire la señal del canal del diario colombiano El Tiempo, de la española Antena 3 y del argentino Todo Noticias, que se unen así a una larga lista de operadoras de cable extranjeras prohibidas en el país

Las protestas opositoras ya cumplen más de dos semanas y han dejado al menos siete muertos y más de 500 detenidos, según cálculos de la oposición y de Foro Penal Venezolano.

Las manifestaciones arreciaron tras una sentencia del Tribunal Supremo de Justicia a finales de marzo con la que despojaba de sus funciones a los diputados de la Asamblea Nacional, de mayoría opositora. La medida fue revertida horas después.

Entradas populares