Reino Unido e Israel serán aliados preferentes de Trump

El mensaje ‘América primero’ asusta en Canadá y México e inquieta a Europa.


Un frente común con el Reino Unido ante a la Unión Europea y otro con Israel frente a Irán y Palestina que alterarán el tablero internacional y preocupan en las cancillerías de medio mundo serán las prioridades del nuevo presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ya está dando los primeros pasos para dejar claras sus intenciones.

El presidente Donald Trump, a punto de firmar su primera orden en el despacho oval, el nombramiento de James Mattis como secretario de Defensa (Jonathan Ernst / Reuters)


Nada más tomar posesión, Trump ya ha convocado en la Casa Blanca a la primer ministra británica, Theresa May, y al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, dispuesto a compensar las consecuencias del Brexit en la economía británica frente a la Unión Europea y apoyar las políticas más agresivas del Gobierno de Tel Aviv.

Después de una conversación telefónica posterior a la toma de posesión, Trump y la primera ministra británica ya fijaron la visita de la premier para el viernes próximo. Y para acentuar que la amistad tiene carácter de frente ideológico, Theresa May, además de ser el primer líder extranjero que Trump recibe en la Casa Blanca, participará en un cónclave de los congresistas republicanos en Filadelfia.

El nuevo presidente estadounidense afirma que su plan es restablecer la estrecha relación que hubo entre Ronald Reagan y Margaret Thatcher en los años ochenta. Trump dice de Theresa May que es “mi Maggie”, en referencia a Thatcher.

El segundo interlocutor prioritario de Trump es Benjamin Netanyahu. Hay un encuentro previsto para principios de febrero que supondrá la reconciliación entre ambos gobiernos, tras las diferencias que han presidido la difícil relación de Netanyahu con Obama.

Trump y Netanyahu tuvieron ayer una prolongada conversación telefónica. El presidente de EE.UU. ha planteado la posibilidad de trasladar la embajada de EE.UU. de Tel Aviv a Jerusalén, un gesto más allá de lo simbólico que amenaza con alimentar la conflictividad, pero ayer no quiso aclarar si este asunto fue abordado durante la conversación. Un asesor principal de Trump en estos temas es su yerno, Jared Kushner. El Departamento de Justicia ya ha confirmado que el nombramiento de Kushner no viola las leyes antinepotismo y podrá tomar posesión sin problemas. Kushner pertenece a una familia que ayuda financieramente a aumentar los asentamientos israelíes en territorios palestinos.



Entradas populares