Órgano electoral venezolano rechaza candidatura de María Corina Machado

Machado, al igual que otros opositores, fue notificada en los últimas días de su inhabilitación para ejercer cargos públicos durante un año


La inhabilitación política a la dirigente opositora María Corina Machado se hizo efectiva este lunes al no poder inscribir su candidatura para las elecciones parlamentarias del venidero 6 de diciembre.

De nada sirvieron las interpretaciones legales. Machado y sus abogados explicaron durante las últimas dos semanas que la inhabilitación que le impuso la Contraloría General era “administrativa” y, por ende, no afectaba su derecho político a ser electa para un cargo público. Solo debía afectar su posibilidad de ejercer tal cargo –en el caso de que resultara electa como diputada– por los doce meses que dura la sanción.

Pero, tal como temía la oposición, la decisión de la Contraloría fue suficiente para que el Consejo Nacional Electoral bloqueara a Machado en su página web oficial, donde los postulantes ingresan sus datos y generan una planilla que deben entregar al formalizar su candidatura.

Machado nunca pudo llenar tal planilla y, consciente de que se impondría su inhabilitación, escogió como sustituta a la socióloga Isabel Pereira.

De este modo se le anuló a la diputada más votada de las parlamentarias del año 2010 la posibilidad de recuperar la curul de la que fue despojada hace un año por el presidente de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello.
Sin mediar proceso que le permitiera defensa, fue expulsada del parlamento por haber aceptado un derecho de palabra que le cedió el Gobierno de Panamá para hablar en una reunión general de la Organización de Estados Americanos.

La baja de Machado es más que sensible para la oposición, que tenía en ella no solo un puesto seguro dentro del parlamento sino una vocería decidida y cada vez más popular dentro de sus filas. Su inhabilitación se hizo pública hace un par de semanas, cuando también se anunció la aplicación de la misma medida a otros dirigentes opositores como el exalcalde de San Cristóbal Daniel Ceballos, quien también sería postulado por la oposición a pesar de estar preso.

Su elección también se daba como un hecho, por lo que las inhabilitaciones anunciadas por la Contraloría son evaluadas como una nueva manipulación por parte del chavismo de las instituciones del Estado para neutralizar a sus contendores antes de medirse con ellos en las urnas. También, como una forma de desalentar al votante opositor y promover la abstención entre sus filas.

Pero tal desmovilización no luce probable. Las principales encuestadoras del país destacan que por primera vez en 16 años de ‘revolución bolivariana’ la oposición tiene una ventaja en la intención de voto de los venezolanos que supera por un margen hasta de 20 por ciento a quienes votarían por el chavismo. Además, destacan que por lo menos 80 por ciento de la población está dispuesta a votar el 6 de diciembre, ansiosa de expresar en las urnas su descontento por la grave situación del país.

Entradas populares