Obama: si el Congreso rechaza el acuerdo; cohetes lloverán sobre Tel Aviv

La reunión del presidente norteamericano con los líderes judíos tuvo lugar unas horas después del discurso que emitió Netanyahu para los judíos estadounidense


El presidente estadounidense, Barack Obama, dijo a los líderes judíos que si el acuerdo nuclear firmado entre las potencias mundiales e Irán es rechazado por el Congreso; Estados Unidos se verá obligado a atacar a Teherán, lo que llevará a que el grupo terrorista libanés chií Hezbollah tome represalias lanzado una lluvia de misiles sobre Tel Aviv.

"Israel se llevará la peor parte en un ataque militar de Estados Unidos", expresó Obama a 22 líderes judíos estadounidenses de la Liga Anti-Difamación, la Unión Ortodoxa, J Street, y otras organizaciones, durante una reunión en la Casa Blanca.


El presidente norteamericano afirmó que si el Congreso vota en contra del acuerdo, la República Islámica se retirará del mismo, y entonces deberá enfrentar la presión de quienes se oponen al acuerdo para que lleve a cabo un ataque militar sobre Teherán.

"Será destructivo tanto para EE.UU. como para Israel", advirtió Obama. "Una acción militar estadounidense contra las instalaciones nucleares de Irán no terminará con Irán declarándonos la guerra a nosotros. El presupuesto de defensa de Irán es de 15 mil millones de dólares. El presupuesto de defensa estadounidense es de 600 mil millones de dólares. Lo que Irán haría, y podría hacer, es responder a-simétricamente aumentando su apoyo al terrorismo".

"Cohetes de Hezbolá lloverán sobre Tel Aviv", subrayó.

Mientras que Irán no va a atacar directamente a Estados Unidos; podría atacar objetivos estadounidenses en todo el mundo, o armar y financiar a sus aliados en las fronteras de Israel, apuntó Obama.

El inquilino de la Casa Blanca puntualizó que está dispuesto a reunirse con el primer ministro, Biniamín

Netanyahu, para discutir la manera de aumentar la seguridad de Israel, “pero él no va a reunirse conmigo.”
“Reunirse conmigo sería, para él, como agitar la bandera blanca, y Netanyahu quiere que sigamos luchando por el acuerdo”, subrayó Obama. Se espera que Obama se reúna con Netanyahu en los próximos dos meses, pero no antes del discurso que el primer ministro pronunciará en la reunión de la Asamblea General de la ONU, en Nueva York, en septiembre.

La reunión del mandatario norteamericano con los líderes judíos, que tuvo lugar en la Casa Blanca, en el quincuagésimo cuarto (54) cumpleaños del presidente, fue “seria” y “cordial” pero a veces “polémica”, según algunos de los participantes. El vicepresidente Joe Biden, la consejera de Seguridad Nacional, Susan Rice, y el asesor de Obama, Ben Rhodes, también estuvieron presentes.

Aunque admitió que el acuerdo no es “de ninguna manera perfecto”, el presidente afirmó que sólo tiene problemas menores. “Este acuerdo es muy bueno para la seguridad nacional de Estados Unidos y también para la de Israel”, expresó.

La reunión del presidente norteamericano con los líderes judíos tuvo lugar unas horas después del discurso que emitió Netanyahu para los judíos estadounidenses, que fue transmitido a las sinagogas y centros comunitarios de todo el país.

“El acuerdo nuclear con Irán no bloquea el camino de Irán a la bomba, sino que en realidad allana el camino de Irán hacia la bomba”, aseguró el primer ministro.

Netanyahu sostuvo que el acuerdo le ofrece a Irán dos opciones hacia la bomba, “Irán puede llegar a la bomba, manteniendo el acuerdo; o puede llegar a la bomba violando el acuerdo”.

Entradas populares