México: el oficialismo ganó las elecciones legislativas, en medio de la violencia

El PRI del presidente Enrique Peña Nieto mantuvo la mayoría simple en Diputados pese al desplome de su imagen


El partido oficialista mexicano PRI retuvo su mayoría simple en la Cámara de Diputados en las elecciones de mitad de término de ayer a pesar del reciente desplome de la popularidad del presidente Enrique Peña Nieto y de las fuertes protestas ocurridas durante los comicios, que terminaron con por lo menos dos muertes.

La jornada, en la que un candidato independiente se perfila para ganar por primera vez una gobernación, estuvo marcada por las acciones de un sector radical de maestros y de los padres de los 43 estudiantes desaparecidos de Ayotzinapa, que lograron bloquear decenas de mesas de votación e incendiar boletas. Además, por la noche, se notificó que un ex alcalde murió a tiros en Oaxaca.

El presidente del Instituto Nacional Electoral, Lorenzo Córdova, informó que el PRI (Partido Revolucionario Institucional) ganó la elección a la Cámara baja -que renueva sus 500 diputados- con un estimado de entre el 29,87% y 30,85% de los votos.

Este resultado, inferior al 31,9% cosechado en los comicios de 2012, permite al PRI superar al Partido Acción Nacional (conservador), que sumaría entre 21,47% y 22,20%; y al Partido de la Revolución Democrática (izquierda) con entre 11,14% y 11,81%.

El PRI, que gobernó México más de 70 años hasta su derrota en 2000, se haría con entre 196 y 203 escaños de los 500 de la Cámara de Diputados, pero podría alcanzar una mayoría absoluta gracias a sus pactos con el controvertido Partido Verde (41-48 bancas) y Nueva Alianza (9-12).

Peña Nieto salió electoralmente indemne de la jornada a pesar de su reciente caída de popularidad por las protestas multitudinarias por la presunta masacre de los 43 estudiantes de Ayotzinapa en septiembre pasado y varios escándalos en su gobierno, incluida la revelación de que el mandatario y su esposa compraron mansiones a empresarios contratistas.

El PRI también se perfilaba para ganar la gobernación de Guerrero y de otros cuatro estados mientras el PAN vencería en dos, el candidato independiente Jaime Rodríguez "El Bronco" uno y Michoacán, otro estado azotado por el narcotráfico, se lo disputaban el PRD y el PRI.

La novedad en estos comicios fue el estreno de la figura de candidatos independientes. Uno de ellos, "El Bronco", es el virtual gobernador del estado industrial de Nuevo León (noreste) con el 49,56% de los votos, con el 49,2% de los votos escrutados.

"Va a ser un gobierno ciudadano de Nuevo León. Nuevo León será el inicio de esta segunda revolución mexicana", clamó a sus seguidores "El Bronco", conocido por su lenguaje franco e imagen ranchera.

FUEGO Y VIOLENCIA

La tensión se adueñó del municipio guerrerense de Tixtla, donde se encuentra la Escuela Normal (de magisterio) de Ayotzinapa, a la que pertenecían los 43 estudiantes desaparecidos en septiembre pasado a manos de policías corruptos y miembros de la delincuencia organizada.

Familiares y compañeros de los desaparecidos impidieron la instalación de las urnas, lo que desembocó en enfrentamientos con otros ciudadanos que pretendían ejercer su derecho a voto.

Finalmente se dejaron de instalar allí 14 de los 54 casillas electorales, lo que podría significar la suspensión de los comicios en esa localidad.

En Oaxaca, maestros en huelga saquearon en la capital estatal varias mesas de votación para posteriormente quemar las urnas y los votos, una escena que se repitió en otros municipios del estado, con un saldo de más de 120 detenidos.

El día de votación se tiñó además de sangre con el asesinato a tiros de José Alfredo Jiménez, exalcalde de Santa María Chimalapa, en Oaxaca, y de Carlos Pablo García Orozco, coordinador de campaña de un candidato a diputado federal del PRI en Puebla.

En ambos casos estaban participando en actividades relacionadas con el sufragio.

Entradas populares