Sabías que los caníbales ponían esto sobre sus víctimas

El descubrimiento fue posible gracias al hallazgo de una serie de huesos cuyo color mostró que habían sido cocinados en una solución que contenía especias


Una tribu de caníbales que vivió en Ciudad de México hace 2500 años cocinaba la carne humana y la aderezaba antes de comerla. 



El descubrimiento fue posible gracias al hallazgo de una serie de huesos cuyo color mostró que habían sido cocinados en una solución que contenía especias, como azafrán o chiles. 

Lo reveló una investigación publicada en la revista especializada Archaeometry.

El estudio analizó los restos de 18 seres humanos del yacimiento arqueológico de Tlatelcomila.
Los expertos determinaron que los huesos humanos fueron expuestos a altas temperaturas. 

Además presentaban huellas del uso de herramientas, lo que permitió inferir que pudieron haber sido cortados. Determinaron que fueron hervidos en agua o asados con alguna sustancia derivada del azafrán o de los ajíes picantes. 

Creen que la carne humana de los restos óseos con un tono rojizo fue asada. La explicación se basa en que, cuando se cocina de ese modo, los jugos del cuerpo y la sangre impregnan los huesos dotándolos de ese tono.

No sucede lo mismo con los huesos teñidos de naranja. En este caso, lo más probable es que fueran hervidos en un “caldo” con azafrán, achiote o chiles.

Entradas populares