La destrucción de Palmira sería considerada un "crimen de guerra"

Esta ciudad, conocida como "novia del desierto", fue uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo. Y ahora ha sido tomada por ISIS en su afán de expansionismo


La joya arqueológica que constituye la ciudad de Palmira está en grave peligro de sufrir serias pérdidas desde que el grupo terrorrista Estado Islámico (ISIS) tomó ayer su control. La directora general de la Unesco, Irina Bokova, dijo hoy que la destrucción las ruinas, que tienen 2.000 años de antigüedad, serían consideradas un "crimen de guerra" y una pérdida "enorme" para la humanidad.

"Pertenece a todo el mundo y creo que todos deberían estar preocupados por lo que sucede. (...) Su destrucción sería no solo un crimen de guerra, sino una pérdida enorme para la humanidad", señaló la representante de la Organización de la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco) en un video difundido hoy.

Situada en un oasis, Palmira fue en los siglos I y II d.C. uno de los centros culturales más importantes del mundo antiguo y punto de encuentro de las caravanas en la Ruta de la Seda, que atravesaban el árido desierto del centro de Siria.

Bokova volvió a pedir que cesen las hostilidades y llamó al Consejo de Seguridad de la ONU a implicarse en el tema. "Necesitamos la movilización total de la comunidad internacional", indicó.

La Unión Europea (UE) se pronunció en el mismo sentido y afirmó que los asesinatos en masa y la destrucción deliberada del sitio arqueológico sirio serían considerados un crimen de guerra según el Estatuto de Roma.

La alta representante de la UE para su Política Exterior, Federica Mogherini, dijo hoy que esas acciones del grupo terrorista islámico contra el patrimonio cultural y arqueológico en Siria e Irak "equivaldrían a crímenes de guerra según el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional" (CPI), según un comunicado.

Entradas populares