Hezbollah exhibe sus nuevos túneles para atacar a Israel

A través de una serie de artículos periodísticos, el grupo terrorista dio un pantallazo de la red de túneles que instaló en el último tiempo. El objetivo es mostrar a un ejército fuerte y listo para la batalla


En la conmemoración del decimoquinto aniversario de la retirada israelí del Líbano, y tal vez para desviar la crítica por estar matando a otros árabes en la guerra civil siria, el grupo terrorista libanés chií Hezbollah, exhibe a través de una serie de artículos, en uno de sus órganos de propaganda, el diario As Safir, un raro pantallazo de la red de túneles que ha construido esa organización financiada y tutelada por Irán.

El texto propagandístico ensalza las actividades de Hezbollah y notoriamente trata de pintar a un ejército fuerte listo para la batalla. Más allá de que los artículos son difíciles de verificar; presenta algunos comentarios sobre los túneles de guerra que ha construido en el país vecino.

El informe señala que para reunirse con los terroristas de Hezbollah -que actúan sin ser molestados en el sur del Líbano bajo las narices de la FINUL (las fuerzas de la ONU emplazadas en la zona)-; el supuesto periodista tuvo que viajar a la ciudad de Tiro y allí detenerse en una casa que los habitantes locales conocen como una comandancia de la organización y vestirse un uniforme militar para mimetizarse con los alrededores y confundir a los drones (aviones no tripulados israelíes).

El reporte describe la unidad de observación en la frontera, sugiriendo que ha sido mejorada con equipos electrónicos y de visión nocturna, y que está alerta las veinticuatro horas para la batalla.

El artículo no habla de los “túneles de ataque”, como los usados por Hamás, durante la Operación Margen Protector -la guerra del verano pasado-, para infiltrarse en Israel, un escenario posible de gran preocupación para los habitantes del norte. Más bien, los túneles descritos se refieren a aquellos usados como plataformas para el lanzamiento de cohetes desde el territorio libanés.

El reporte afirma que Hezbollah ha mejorado los túneles y que los ha situado en lugares sensibles cerca de la frontera. “Es verdad que el enemigo descubrió la ramificaciones de la tecnología de túneles en la Segunda Guerra del Líbano; pero la táctica se ha desarrollado desde entonces”, subraya el diario de Hezbollah.

“El tipo de cemento ha cambiado, el sistema de ventilación es diferente y los métodos de personalizar las armas y la comida han cambiado. El suministro de electricidad a los túneles es de 24 horas por día, con el uso de generadores colocados bajo tierra”.

El problema de la comida dentro de los corredores subterráneos ha sido mejorado sustancialmente, según la organización extremista pro-iraní. Las unidades de logística reemplazan los suministros cada cinco meses. “El aire dentro de los túneles no es distinto que el de afuera”, señala el autor del artículo. “Hay dispositivos para neutralizar la humedad, para prevenir que el hierro se oxide, hay ventiladores y salidas de emergencia. Los que construyeron los túneles no se olvidaron ningún detalle…”

“La guerra no ha llegado aún; pero podría llegar uno de estos días. Por lo tanto, la construcción de nuevas fortificaciones y túneles continua contrarreloj, y en vez de decenas de miles de cohetes, tenemos ahora centenas de miles de cohetes para ser lanzados [contra Israel]”.

Según el reporte, las excavaciones se hacen con medios primitivos para evitar la detección israelí.

El artículo también describe haber visto una estructura que contiene una pieza de artillería de 120mm apuntando hacia un objetivo específico en Israel.

Según el diario, todos los puestos de observación están conectados en una red cableada. “El operador tiene solamente que traer el cohete del arsenal adyacente, cargarlo y luego lanzarlo, y esconderse en el túnel que sale de la casa”, apunta el informe.

El rotativo señala que Hezbollah está vigilando permanentemente la frontera israelí con equipos avanzados y puestos de observación equipados con tecnología para la visión nocturna.

Un alto oficial israelí de inteligencia manifestó que Hezbollah ha acumulado un arsenal masivo de misiles y otras armas avanzadas en las aldeas chiís del sur del Líbano, y advirtió que los civiles de esa zona podrían estar en peligro si se desata una guerra.

El oficial estimó que Hezbollah tiene cien mil cohetes de corto alcance capaces de golpear el norte israelí, varios miles de misiles que pueden alcanzar a Tel Aviv y el centro de Israel, y cientos más que pueden llegar a todo el país.

La mayoría de las armas han sido transferidas al Líbano a través de Siria, provienen del gobierno del presidente sirio Bashar al Assad y del régimen iraní.

El oficial exhibió a los periodistas fotos satelitales de lo que la inteligencia israelí considera que son posiciones de Hezbollah en decenas de aldeas chiís del sur libanés.

Las fotos marcadas con decenas de íconos rojos indican supuestas plataformas para el lanzamiento de misiles, arsenales, túneles subterráneos y puestos de comando.

El militar de alto rango puntualizó que se estima que 200 aldeas han sido convertidas en “baluartes militares”.

Una fotografía muestra la aldea Muhaybib, con una población de alrededor de mil habitantes y noventa edificios, mas de una tercera parte de los cuales han sido marcados como posiciones de Hezbollah. En la aldea de Shaqra, con cuatro mil habitantes, la inteligencia israelí identificó cerca de 400 blancos de Hezbollah en alrededor de 1.200 instalaciones edilicias.

Si se desata una nueva guerra y Hezbollah dispara misiles contra Israel, esas construcciones serán atacadas por la Fuerza Aérea, apuntó el oficial, quien añadió que se dará tiempo a los civiles para que evacuen.

Israel y Hezbollah entablaron una guerra de cerca de un mes de duración en 2006, en la que murieron cerca de 1.200 libaneses, entre ellos cientos de civiles, y 160 israelíes. La conflagración, provocada por el grupo extremista chií, causó graves daños a la infraestructura del Líbano.

Entradas populares