Halladas tres pelotas de polo de al menos 2.400 años de antigüedad en el noroeste de China

Arqueólogos que trabajan en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, han descubierto tres pelotas de polo de cuero.


Arqueólogos que trabajan en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, han descubierto tres pelotas de polo fabricadas con cuero y lana, que datan de hace entre 2.400 y 2.800 años. 

Este hallazgo indica que este deporte se practicaba en China 800 años antes de lo que se creía previamente. Además, abre nuevas incógnitas sobre su origen y dispersión.

Arqueólogos que trabajan en la región autónoma uygur de Xinjiang, en el noroeste de China, han descubierto tres pelotas de polo de cuero que datan de hace entre 2.400 y 2.800 años, lo que indica que este deporte se practicaba en China 800 años antes de lo que se creía previamente.

Las pelotas, encontradas en las antiguas tumbas de Yanghai, en Turpan, tienen el tamaño de un puño, con una cruz roja pintada en la parte inferior. Están fabricadas con cuero de oveja y el relleno es de trozos de cuero y lana, dijo Chen Xinyong, de la Academia de Turpan.

Los objetos hallados son muy similares a los desenterrados en una tumba de la Dinastía Han del Oeste (202 a. C.-9 d. C.) en la ciudad de Dunhuang, en la provincia noroccidental de Gansu.

El jefe del equipo arqueológico, Lyu Guo'en, indicó que las pelotas de polo datan del periodo de los Reinos Combatientes y de las Primaveras y los Otoños (770 a. C.-221 a. C.), antes del primer registro de este deporte, en la Dinastía Han (202 a. C.-220 d. C.).

Además de las pelotas, los arqueólogos también encontraron ocho mazos de mango largo que son claramente reconocibles en las pinturas de la Dinastía Tang (618-907), cuando el polo era muy popular y frecuentemente representando en el arte.

Mazos similares también fueron descubiertos en las manos de jugadores de polo de terracota excavados en las tumbas de Astana en la región.

Los nuevos objetos descubiertos proporcionan más pruebas de la próspera cultura del polo en Xinjiang. En los últimos años, se descubrió también un campo de polo de 6.600 metros cuadrados en el distrito autónomo de la etnia tayik de Tashkurgan.

Las tumbas de Yanghai, que datan de hace 3.000 años, son las más grandes descubiertas en la Cuenca de Turpan y las zonas adyacentes. Desde que comenzaron los trabajos de excavación en los años 70, los arqueólogos han descubierto gran cantidad de elementos bien conservados.

El descubrimiento de las pelotas de polo en Turpan también plantea dudas sobre el nacimiento universal de este deporte, ya que hasta ahora se considera que su origen estaba en la Antigua Persia, en fechas similares a la época en la que los arqueólogos chinos han situado este nuevo hallazgo.

Desde Asia Central o el Próximo Oriente, el deporte a caballo se extendió a todo el continente en siglos posteriores, con especial éxito en India, de donde se transmitió al Imperio Británico, y de ahí, a países como Argentina, Brasil, México o Chile. 

Entradas populares