¿Qué sucedió con la Biblioteca de Alejandría?

La Biblioteca de Alejandría trascendió por su tamaño y su historia.


Origen de la biblioteca

Es probable que se haya fundado con el solo propósito de hacer ver el poderío y conocimiento de Egipto, pero con el tiempo se volvió mucho más importante. Los pergaminos escritos en lenguas bárbaras fueron traducidos al griego. Una de las historias cuenta que Ptolomeo III pidió prestados a Atenas los textos de Esquilo, Sófocles y Eurípides, prometiendo devolver los originales, pero en vez de eso devolvió las copias.


Para ordenar todos los pergaminos en la Biblioteca se creó un sistema, precursor de nuestros modernos catálogos. Se ordenaron por género y nombre de autor, pero no para encontrarlos sino para tenerlos registrados. Los pergaminos no se pueden colocar en estantes así que se guardaban en montones.

Desaparición de la biblioteca

La biblioteca de Alejandría se había vuelto un sitio de conocimiento donde muchos de los científicos más famosos de la época hicieron grandes descubrimientos. Desde hace mucho tiempo se dice que sufrió un incendio donde se perdieron los pergaminos, pero se cree que en realidad fue un accionar más lento de diversos eventos.

Hay tres personajes involucrados en estos eventos: Julio César, Teófilo de Alejandría y el Califa Omar de Damasco. Teófilo fue quien quemó varios templos paganos en Alejandría defendiendo el cristianismo, y la biblioteca tenía muchos pergaminos que probablemente fueron quemados. Sin embargo, el incendio no fue el la biblioteca principal sino en un anexo pequeño.

Sobre el Califa Omar se dice que quemó textos contrarios al Corán en el 645 d. E. C., pero la mayoría de los historiadores piensan que es una historia inventada. Es probable que haya sido Julio César quien causó más estragos a la biblioteca, incendiando una flota de barcos y haciendo que el fuego se esparciera. Aunque no destruyó todos los manuscritos, muchos de los que quedaron fueron llevados a Roma.

Lo que sabemos hoy

Aunque la Biblioteca no haya sufrido un enorme fuego, sí sufrió la pérdida en el correr de los años de cientos de pergaminos llevados por los conquistadores a sus países o destruidos por motivos religiosos. Es probable que su destrucción y caída haya tardado varios siglos. Algunos arqueólogos piensan que todavía hay pergaminos y restos del edificio principal que es necesario buscar en la ciudad. Hoy en día existe la Bibliotheca Alexandrina, construida en honor a la antigua Biblioteca de Alejandría, con textos de todo el mundo.

Entradas populares