Obama: Un Israel debilitado sería un "fracaso" para mi presidencia

El presidente estadounidense recalcó que lo consideraría "no sólo un fracaso estratégico, creo que sería un fracaso moral"


El presidente estadounidense, Barack Obama, defendió el acuerdo marco nuclear alcanzado con Irán, alegando que si Israel se debilitara como consecuencia de sus políticas sería sería un fracaso "moral" para su administración.

"Yo lo consideraría un fracaso de mi parte, un fracaso fundamental de mi presidencia, si durante mi mandato o como consecuencia del trabajo que he hecho, Israel se volviera más vulnerable", señaló Obama durante una entrevista ofrecida al veterano periodista Thomas Friedman del diario New York Times.

El presidente estadounidense recalcó que lo consideraría "no sólo un fracaso estratégico, creo que sería un fracaso moral", y añadió que ningún desacuerdo entre Israel y Estados Unidos puede romper el vínculo entre los ambos países.

Obama también expresó que las acusaciones de que su gobierno no está haciendo todo lo posible para garantizar la seguridad de Israel han hecho que los últimos meses sean un "período difícil" para él, y le han dolido a nivel personal.

"Ha sido personalmente difícil para mí escuchar... expresiones que de alguna manera... este gobierno no ha hecho todo lo posible para velar por los intereses de Israel, y la sugerencia de que cuando tenemos diferencias políticas muy serias, que eso no es en el contexto de un profunda y duradera amistad, preocupación y comprensión de las amenazas que el pueblo judío ha enfrentado históricamente y continúa enfrentando", indicó.

El presidente norteamericano pareció con la entrevista estar tratando de poner paños fríos a las crecientes críticas a raíz del polémico acuerdo marco nuclear con Teherán, en el sentido de que no se toma en serio las preocupaciones israelíes sobre la seguridad, y que su animadversión personal hacia el primer ministro, Biniamín Netanyahu, ha estado guiando algunas de sus políticas.

Obama hizo hincapié en que él está dispuesto a comprometerse para dar Irán y a otros países del Medio Oriente "la clarificación que si Israel fuese atacado por cualquier país, vamos a estar firmes junto a ellos".

"Tengo que respetar los temores que tiene el pueblo israelí", dijo Obama, "y entendí que el primer ministro Netanyahu está expresando preocupaciones muy arraigadas que gran parte de la población israelí siente acerca de esto, pero lo que puedo decirles es: número uno, esta es nuestra mejor apuesta, por lejos, para asegurar que Irán no consiga un arma nuclear, y número dos, lo que vamos a hacer, incluso mientras entramos en este acuerdo es enviar un mensaje muy claro a los iraníes y a toda la región de que si alguien se mete con Israel, Estados Unidos estará allí".

"Ahora, lo que usted puede escuchar del primer ministro Netanyahu, que yo respeto, es la idea: 'Mira, Israel es más vulnerable. No podemos darnos el lujo de probar estas proposiciones como tú lo haces’, y yo entiendo completamente eso", destacó Obama.

"Pero lo que yo les diría es que no sólo estoy absolutamente comprometido con asegurar que ellos (Israel) mantenga su ventaja militar cualitativa... lo que estoy dispuesto a hacer es hacer el tipo de compromisos que daría a todos en el barrio, incluyendo a Irán, la claridad de que si Israel fuera a atacado por cualquier estado, vamos a estar firmes con ellos".

Semanas atrás, Obama puso en duda el compromiso de Biniamín Netanyahu, con la solución de dos estados, y sugirió que el primer ministro recurrió al racismo al referirse a los votantes árabes que estaban acudiendo en “masa” a las urnas, durante las elecciones del 17 de marzo.

Ahora, el presidente estadounidense calificó, en la entrevista, a Israel de ser "una democracia robusta y bulliciosa".

"Compartimos tanto. Compartimos la sangre, la familia... Y parte de lo que siempre ha hecho la relación EEUU-Israel tan especial es que ha trascendido el partidismo, y yo creo que eso tiene que ser preservado. Tiene que existir la posibilidad de que yo pueda estar en desacuerdo con la política en materia de asentamientos, por ejemplo, sin ser visto como... opositor a Israel. 

Tiene que haber una forma de que el primer ministro Netanyahu no esté de acuerdo conmigo en materia política sin ser visto como anti-demócrata, y creo que la manera correcta de hacerlo es reconocer a pesar de tener numerosos puntos en común, van haber diferencias estratégicas. Y creo que es importante para cada lado de respetar el debate que tiene lugar en el otro país y no tratar de trabajar sólo con un lado".

En cuanto al acuerdo nuclear que se está gestando con Irán, Obama dijo que el pueblo israelí "tiene todo el derecho a estar preocupado por Irán. Se trata de un régimen que en sus más altos niveles ha expresado el deseo de destruir a Israel, que ha negado el Holocausto, que ha expresado ideas antisemitas venenosas y es un país grande con una población grande y tiene un ejército sofisticado. Así que Israel tiene razón de estar preocupado por Irán, y debe estar absolutamente preocupado de que Irán no consiga un arma nuclear".

No obstante, Obama aseveró que un acuerdo negociado será mucho más eficaz que un ataque militar en asegurar que Irán no consiga un arma nuclear.

Obama también criticó la participación de Irán en guerras de la región, y puntualizó que ciertas sanciones permanecerían en su lugar debido a esas actividades. Sin embargo, expresó su esperanza de que Irán se convierta en una "potencia regional extremadamente exitosa" y que se transforme en un “actor internacional responsable".

A pesar de su apoyo al terrorismo, su retórica y sus acciones anti-occidentales, algunas desconfianzas de Irán hacia Occidente están justificadas por las acciones de Estados Unidos en el pasado, argumentó Obama. "Parte de la psicología de Irán tiene sus raíces en las experiencias del pasado, el sentido de que su país se vio socavado, que Estados Unidos u Occidente se entrometieron en su primera su democracia, en el apoyo al Shah y luego en el respaldo a Irak y a Saddam [Hussein]" durante la guerra "extremadamente brutal" entre Irán e Irak en la década de los ochenta.

Obama aseveró que el acuerdo marco alcanzado en Lausana representa "una entendimiento histórico" que si se aplica plenamente impedirá que Irán obtenga armas nucleares.

Entradas populares