¿La mejor fotografía de viajes? 5 consejos para lograrla

Viajar siempre será uno de los mejores placeres de la vida; y las fotos se convertirán en tus mejores recuerdos.


¿Amante de la fotografía? Entonces estos consejos te servirán de muchos en tu próximo destino:

1. No te olvides de vivir el momento

No olvides que nunca debes enfocarte al 100% en la fotografía. Disfruta el lugar, vive el momento, capta todo primero con tus propios ojos y no a través del lente de una cámara. Solo así podrás entender la esencia de un lugar, de una cultura o de un paisaje y solo en ese momento podrás capturar la mejor foto.

2. Da igual si tienes la mejor cámara del mundo

No se trata de tener la cámara más costosa, una ultra HD con el mejor lente y objetivo del mundo. Nada de eso te servirá si no entiendes al lugar en el que te encuentras y solo conseguirías una fotografía técnica muy bien detallada y colorida, pero nunca una fotografía profunda e impresionante.

3. No pierdas tiempo

Debes evaluar el sitio desde que amanece hasta que anochece, para saber cuál es el mejor momento para tomar una foto del lugar que estás contemplando. No solo basta con investigar cuál es, sino que debes comprobar tú mismo el mejor momento del día, dependiendo de qué quieras llegar a mostrar con tu fotografía.

4. La clave, la compresión

Si aprendes en la lengua local “¿puedo tomarte una fotografía?”, será mucho mejor. Si quieres tomar una foto de una comunidad en específico, investiga su cultura, sus tradiciones, su lengua.

5. Tú y tu entorno deben ser uno solo

La clave es camuflarte con tu entorno, para que captes el ambiente en su máxima expresión y originalidad. Si viajas a Tailandia y quieres retratar la costumbre de una comunidad, no solo tienes que ir y preguntar si puedes tomar una foto, sino que debes mezclarte entre ellos, convivir con ellos. Solo en el momento en que seas uno más y te tengan confianza, podrás tomar la fotografía.

Si quieres tomar una foto de la vida en la naturaleza, no la interrumpas salvajemente. Espera pacientemente cuando germine una flor, cuando un león de caza a su presa o cuando una ola rompa un muelle.

No recurras a poses, captura la esencia.

Entradas populares