Israel: El aliado invisible contra el ISIS

Los servicios de Inteligencia israelíes asisten a EEUU en la lucha contra el yihadismo


El nombre de Israel no figura en la lista de la coalición internacional contra IS (Estado Islámico) pero sus ojos y oídos están presentes. Según fuentes consultadas por EL MUNDO, los servicios de inteligencia israelíes asisten a Estados Unidos con la entrega del material obtenido por sus satélites y otros sistemas de espionaje volcados en Siria e Irak.

Una vez es "limpiada" para evitar la revelación de fuentes, la información israelí llega al Pentágono. Pero no se queda allí. Aliados de Washington como países árabes que no tienen relación con Israel o Turquía, que las tiene aunque prácticamente rotas, reciben los datos de su enemigo para hacer frente a otro que es mucho más inmediato y amenazador: el cuchillo y la ideología de IS. No se descarta que incluso Irán pueda acceder a parte del material confidencial procedente de lo que llama "entidad sionista".

Los servicios secretos israelíes proporcionan también información sobre ciudadanos occidentales que viajan a la Guerra Santa en Oriente Próximo. Piezas vitales de un gigantesco puzzle de datos que puede acabar con la declaración de alerta en los principales países europeos ante el temor de que los terroristas más motivados y entrenados tras su Yihad oriental comentan atentados.

El último ejemplo es el francés Mehdi Nemmouche, que tras "servir" en Siria, asesinó a cuatro personas en el Museo Judío de Bruselas en mayo. Según el diario francés 'Le Liberation', planeaba un atentado en París el 14 de julio, Día de la Fiesta Nacional.

"Los israelíes son muy buenos en el suministro de datos y el análisis de las redes sociales en árabe para poder hacerse una mejor idea sobre donde están estas personas", afirma un diplomático occidental a Reuters.

Conferencia sobre lucha antiterrorista

IS ha sido el gran tema de conversación en la "Conferencia sobre lucha antiterrorista" que organiza anualmente el Centro Interdisciplinario de Herzliya. En una macabra coincidencia, se trata de la academia que hace nueve años recibió como alumno al periodista norteamericano-israelí, Steven Sotloff, decapitado por las huestes de IS en Siria.

"Israel hace su parte en la lucha contra IS. Hay cosas que se saben más y cosas que se saben menos", revela el primer ministro Benjamin Netanyahu en Herzliya mientras pide que el debilitamiento de IS no suponga fortalecer Irán y su programa nuclear.

"Quizá el IS despierte al mundo libre para que actúe contra el terrorismo esté donde esté. El mundo libre ha sido demasiado permisivo hacia los grupos y entes terroristas y estados que apoyan el terrorismo como Irán", afirma el ministro de Defensa Moshe Yaalon, que ordenó la ilegalización de cualquier actividad relacionada con IS. "Para derrotarle, hemos aprendido desde el 11 de septiembre que hace falta la cooperación internacional en materia de Inteligencia", añade.

El titular de Finanzas, Yair Lapid, coincide al señalar que en la "coalición de la cordura" sus servicios de Inteligencia "deben ser parte en los esfuerzos regionales contra IS, Hizbulá y Al Qaeda".

El Mosad, a disposición de Washington

A disposición de EEUU se habrían puesto informaciones obtenidas por el Mosad o la unidad 8200 del ejército especializada en espiar comunicaciones y escuchas en países árabes, Irán y territorios palestinos. El poderío israelí en el frente cibernético participa en la campaña contra un grupo especializado en usar las redes como medio de difusión de su fanático mensaje y de reclutamiento de soldados deseosos de instaurar el Califato Islámico.

Israel se centra también en desbaratar cualquier intento de nacimiento de alguna célula de IS en el sector árabe. Netanyahu reunió a diversos ministros y expertos para endurecer las medidas legales contra cualquier tipo de identificación con IS en la calle o en la esfera cibernética árabe.

"Hemos visto alguna señales de simpatizantes de este grupo pero aún no son preocupantes", informa el ministro de Seguridad Interna, Yitzhak Aharonovich. En un canal israelí, fueron entrevistados algunos islamistas entusiasmados con el proyecto que defiende Abu Bakr al Baghdadi.

El IS no es considerado por Israel una amenaza inmediata como Hamas en el sur, Hizbulá en el Líbano o el Frente Al Nusra (vinculado a Al Qaeda) apostado en una estratégica zona en su frontera siria.

"A diferencia de Hamas, que está en nuestra frontera de Gaza, el IS no tiene túneles, capacidad de artillería y posibilidad de golpear estratégicamente a Israel", comenta el ex jefe de la Inteligencia militar, Amos Yadlin. El sangriento auge de IS, estima, puede provocar "el aumento de la cooperación con EE.UU, Europa y países sunitas moderados en temas de Inteligencia".

Entradas populares