Consejos que te ayudarán a elegir tu MBA ideal para emprender

Si quieres emprender o ya emprendes y buscar formación, los MBA siguen siendo tu máster.


by Ambro, freedigitalphotos.net
Uno de los males del empresario moderno es su falta de formación, algo que también afecta a los emprendedores nacionales. Crear un negocio con su plan de viabilidad y ponerlo en marcha requiere tiempo y esfuerzo, lo que muchas veces no deja demasiado margen para seguir evolucionando en el plano educativo.

Por fortuna, cada vez son más los emprendedores y, sobre todo los futuros emprendedores, que son conscientes de la necesidad de contar con sólidos conocimientos sobre estrategia y gestión empresarial antes de lanzarse a la aventura. 

Sólo hay que ver cómo la fiebre emprendedora también se ha asentado en las escuelas de negocio. Según los datos de GMAC, un 45% de los graduados MBA entre 2010 y 2013 que hoy en día son emprendedores iniciaron su negocio nada más completar el curso, un impresionante aumento respecto al 7% de 1990. 

Detrás de esta tendencia se encuentra el cambio de paradigma social y laboral que hace que cada vez más personas huyan de la tradicional visión del trabajo como empleado, pero también que las propias escuelas de negocio han ido paulatinamente incluyendo temáticas más enfocadas a los emprendedores en sus programas. Hoy en día son varias las escuelas que cuentan con módulos destinados al emprendimiento o a fomentar las actitudes que ayudan a emprender. 

En España ISAE dispone de un Máster para Emprendedores que imparte a bajo el amparo de la Universidad de la Rioja en la modalidad part-time, mientras que EUDE Business School imparte un doble postgrado MBA y Máster en creación y dirección de empresas para emprendedores que dispone de Bolsa de empleo.

A estos hay que añadir el Máster en Dirección de Empresas para Emprendedores de IEBS con un programa multidisciplinar y que, como no podía ser de otra forma, aprovecha sus conocimientos sobre el sector digital y de las TIC para aplicarlo a la empresa y a quienes tienen un proyecto empresarial en mente. Además, En CEREM podemos encontrar su Máster de Emprendedores y en Vértice Business School su MBA Emprendedores. 

Pero una cosa es poner algunos ejemplos concretos y otra bien diferente saber identificar qué tipo de programas pueden servir al emprendedor. A fin de cuentas, no necesitará la misma formación ni el mismo entorno alguien que desea especializarse en contabilidad, el directivo tecnológico o quien desea convertirse en su propio jefe.

Por eso mismo lo primero que debes hacer es acudir al currículum y comprobar que hay asignaturas dedicadas al emprendimiento y que éstas forman parte de las materias troncales. A partir de ese punto, cuantas más optativas te ayuden en tu camino empresarial, mejor y si es una de las áreas de especialización, todavía mejor. Al final, este es el mejor indicativo de que la escuela se toma en serio esta área.

No basta con detectar las asignaturas. Si vamos a destinar una importante cantidad de dinero y tiempo al MBA habrá que asegurarse también de que se enseña a emprender de una forma que nos va a ayudar cuando nos quedemos 'solos ante el peligro'. La forma de interiorizar conocimientos cambia en función del área del que se trate y en el caso del emprendimiento, es imposible hacerlo mediante libros de texto y exámenes, requiere algo más experiencial.

Concursos para emprendedores, que la escuela cuente con una incubadora de empresas o que desarrolle programas de aceleración de proyectos son deseables para quien busca en su MBA formación para emprender. Por un lado permiten sumergirse en experiencias reales y por otro ofrecen la posibilidad de conocer a otras personas que ya han puesto en marcha su negocio.

El futuro emprendedor también debe aplicar uno de los consejos básicos para cualquiera que está decidiendo qué MBA escoger: repasar quién imparte el máster. La diferencia en este caso es que para él serán quizás más importantes los profesores asociados, que compaginan trabajo y docencia, que los académicos a tiempo completo. Es entre los primeros donde podrá encontrar emprendedores de los que aprender.

En esta línea, repasar los números sobre alumnos ya graduados será también de gran ayuda. ¿Cuántos de ellos se dedicaron a emprender? ¿En qué sectores? ¿Cuál es su perfil? El networking es una parte importante de un MBA y para un emprendedor lo puede ser aún más que para quien desea recalar en una consultora o en un banco de inversión.

Por último, si ya tienes la idea de emprender al entrar en tu MBA, pregunta de antemano qué ayudas ofrecen para perfiles como el tuyo. A las escuelas de negocio les gusta presumir de emprendedores y por eso muchas disponen de programas de financiación inicial o de mecenazgo para estos proyectos. A buen seguro las que ya detectaste con incubadoras y programas de aceleración o competiciones contarán con ellos y podrán seguir ayudándote una vez termines tu programa.

Entradas populares