Redes sociales, riesgo para tus finanzas

Son una vía para el robo de identidad, préstamos falsos e incluso secuestros.


Las redes sociales son un medio para obtener información rápida y ágil sin intermediarios, pero en muchas ocasiones ésta es de poca calidad. Cuando se trata de información financiera puede poner en riesgo tu patrimonio.

“La mayor preocupación que debe tener el lector que busca información es revisar los datos de los autores que escriben sobre herramientas financieras. 

Solo así conocerá a ciencia cierta si están calificados y cuáles son sus objetivos desde el otro lado de la pantalla”, dijo la vocera del programa de Consumo Inteligente de MasterCard, Sofía Macías.

Twitter, Facebook y los blogs son medios que comienzan a colocarse como los favoritos para acceder a información de educación financiera, según una encuesta de MasterCard a 1,864 jóvenes entre 18 y 30 años en América Latina.

El estudio detalla que a 57% de los encuestados le gustaría obtener información de educación financiera de sitios web, 49% directamente de un ejecutivo, 39% de portales y blogs especializados, 33% de Facebook y 14% de Twitter.

“No por la inmediatez con que se obtiene la información debemos dejar de tomar medidas al confiar nuestra información financiera a extraños, como lo hacemos en el mundo offline”, alertó Sofía Macías.

Por ejemplo, si buscas opciones para invertir en un fondo de inversión puedes consultar la información en redes, pedir opiniones y comparar productos. Pero si quieres contratar un servicio y debes compartir los montos de tu ahorro, contraseñas o metas del financiamiento, piénsalo dos veces.

“El nivel de verificación del asesor online debe ser proporcional al detalle de información personal que le vas a brindar”, comentó Macías. Si se trata de un charlatán puede desaparecer en cualquier momento llevándose tus datos e información sensible.

“La consecuencia menos peligrosa sería que robaran tu identidad, vaciaran tus cuentas o pidieran un préstamo bancario a tu nombre; la más grave es volverse presa fácil para un secuestrador”, dijo la experta en finanzas personales.

Si ya estás pensando seriamente en adquirir un producto financiero, infórmate, busca asesores en la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros, en la Procuraduría Federal del Consumidor o directamente en las instituciones financieras de tu preferencia.

Mientras más información tengas, menos peligro tendrás de caer en manos de asesores financieros piratas.

Toma tus precauciones

1. Desconfía siempre que alguien aparezca con alguna forma milagrosa de ganar dinero.
2. Cerciórate de su identidad, pide identificaciones, currículum y certificaciones.
3. Intenta conocer el historial profesional de quien te da estos “infalibles” consejos financieros.
4. Estudia, busca cursos presenciales que te den el conocimiento suficiente para no caer en manos de asesores financieros “charlatanes”.
5. No entregues tu dinero a nadie. Busca instituciones serias que puedan orientarte sobre cómo planificar tu economía y adónde dirigir tus inversiones.

Entradas populares