Mosaico descubierto en tumba de Anfípolis representa rapto de Perséfone

Los arqueólogos descubrieron un espléndido mosaico en las excavaciones de la antigua Anfípolis 


Los arqueólogos que descubrieron la semana pasada un espléndido mosaico en las excavaciones de la antigua Anfípolis (norte de Grecia) han llegado a la conclusión de que representa el rapto hacia el Reino de Hades de Perséfone, hija de Zeus y Deméter.

Los trabajos de limpieza de este mosaico de 3 x 4,5 metros han revelado que, además del jinete con una corona de laurel que conduce un carro tirado por dos caballos y precedido por otro hombre, imágenes descubiertas ya la semana pasada, se puede apreciar el rostro de una mujer, informó hoy el ministerio griego de Cultura.

En el contexto del resto de las personas que aparecen en esta obra, los arqueólogos han llegado a la conclusión de que la mujer es Perséfone, que, según el mito, es la personificación de la primavera y de la vegetación, y por tanto el mosaico representa su rapto al Hades, el submundo de la mitología griega.

Al tratarse de su rapto, se confirma que el hombre barbudo con una corona de laurel sería Plutón y la segunda figura masculina, Hermes, que guía el carro al Reino del Hades.

El mosaico se compone de piedras en varios colores: blanco, negro, gris, azul, rojo y amarillo.

Perséfone aparece con la mano izquierda alzada, el pelo de color rojo fuego y envuelta en una túnica blanca atada con una cinta roja.

El rapto de Perséfone por Plutón es un tema común en el arte sepulcral de la época helenística.

En el comunicado de prensa que acompaña a las imágenes, el Ministerio de Cultura califica de impresionante el estado de este mosaico, por sus matices en el color y el detalle artístico, que permiten que algunos aspectos, en particular la figura de Hermes, aparezcan en tres dimensiones.

El Ministerio informó de que los trabajos para proteger este mosaico ya han comenzado y que se han colocado sobre él varias capas de espuma de poliestireno, tapadas con una plancha de madera.

Por encima de las capas de protección, los técnicos instalarán una pasarela de madera temporal para que los trabajadores y los arqueólogos pueden caminar sobre el mosaico y tener acceso a la siguiente cámara.

Las excavaciones en este yacimiento, que data de entre el 325 y el 300 a.C., se relanzaron en 2012, pero fue a principios de agosto de este año cuando se descubrió la tumba que desde entonces copa la atención política y mediática del país.

Desde entonces se especula con que podría contener los restos mortales de Alejandro Magno, los de su esposa Roxanne, los de su hijo, Alejandro IV, o incluso los de algún oficial importante de su ejército.

A comienzos de este mes los arqueólogos completaron los trabajos de excavación de dos cariátides que miden más de tres metros de altura y que avalan la tesis de que se trata de un templo funerario único.

Las cariátides se posan sobre dos pedestales de 1,40 metros de alto, 1,36 metros de ancho y 0,72 metros de espesor, que elevan su altura hasta los 3,67 metros.

En conjunto, el monumento de Anfípolis destaca por sus enormes dimensiones, pues llega a los 30 metros de alto y tiene un muro circular de 497 metros que podría situarlo como el más grande de Grecia.

Entradas populares