Human Rights Watch acusa a Israel de crímenes de guerra en Gaza

Más de 2.100 palestinos, la mayoría de ellos civiles, murieron durante siete semanas de enfrentamientos.


Human Rights Watch acusó a Israel de cometer crímenes de guerra al atacar a tres escuelas de Naciones Unidas en la Franja de Gaza durante unos combates en julio y agosto, provocando la muerte de civiles palestinos que se refugiaban en los establecimientos.


El grupo con sede en Nueva York emitió un informe que describió como la primera documentación en profundidad de los incidentes, que tuvieron lugar durante un conflicto de 50 días entre Israel y militantes palestinos que terminó con un alto el fuego el 26 de agosto.

"Tres ataques israelíes que dañaron escuelas en Gaza que cobijaban a personas desplazadas causaron varias bajas civiles, en violación de las leyes de guerra", declaró la agrupación en un informe basado en entrevistas con testigos e investigación de campo en el enclave dominado por los islamistas de Hamás.

El grupo también dijo que es escéptico sobre la credibilidad de cinco investigaciones criminales anunciadas el miércoles por los militares israelíes sobre las operaciones de guerra en Gaza.

Human Rights Watch dijo que 45 personas, entre ellos 17 niños, habían muerto dentro o cerca de "escuelas bien demarcadas" en los ataques del 24 de julio en el poblado del Beit Hanoun, al norte de Gaza, del 30 de julio en el campamento de refugiados de Jabalya y del 3 de agosto en Rafah, en el sur del enclave.

Agregó que su inspección del sitio en Beit Hanoun y fotografías de los restos de municiones sugieren que Israel disparó proyectiles de mortero contra la escuela, matando a 13 personas.

Los militares israelíes dijeron en esa ocasión que la escuela había sido alcanzada por impactos errados y que el área cerca de la instalación había sido usada por combatientes palestinos para lanzar cohetes contra Israel.

Entradas populares